es
Español
es
Español

Comprar una web o crearla desde cero

ventajas y desventajas

Si has encontrado este artículo es porque estás familiarizado con el mundo online y sabes que es posible ganar dinero mediante páginas webs. Puede que tengas un trabajo y te gustaría llegar a poder generar los ingresos suficientes para poder dejar tu trabajo y tener más flexibilidad o simplemente quieres iniciar un proyecto paralelo a tu trabajo que sacie tu lado emprendedor. Sea cual sea la razón, si estás planteándote explorar el mundo digital y estás dudando en si crear una página web desde cero o comprar una web que ya esté generando ingresos, en este artículo te presentaremos los pros y contras de comprar una web o crearla desde cero.

¿Qué ventajas tiene crear una página web desde cero?

La primera opinión que se suele pensar cuando uno quiere iniciarse en el mundo de los negocios online es crear una página web desde cero. Esto suele ocurrir por las ventajas que ofrece esta opción:

No requiere dinero y es relativamente fácil

Crear una página web apenas requiere inversión de capital, simplemente alrededor de 6€ al mes para el alojamiento y dominio. Esto lo hace muy atractivo para gente que no cuente con capital para invertir en la aceleración del proceso de crear una web que genere ingresos.

Puedes crear una página web muy fácilmente porque hay CMS y constructores visuales que te permiten crearla sin apenas conocimientos técnicos. También existen muchos recursos gratuitos online que te permiten aprender tú mismo.

Aprendes mejor sobre el proceso

Cuando haces una página web desde cero, te obligas a aprender sobre cada uno de los pasos a seguir, a conocer qué es lo que más te gusta del proceso, qué es lo que no te gusta, qué acciones son las más importantes y tienen mayor impacto y lo que no. Las habilidades y conocimientos que adquieres durante el proceso, te ayudarán más adelante, si quieres seguir en el mundo de la compraventa de páginas web a externalizar tareas y crecer negocios online.

 

Entonces, ¿cuáles son los inconvenientes de crear una página web?

Una vez mencionadas las ventajas de crear tu propia web, que es sin duda una buena opción, hay que tener en cuenta los contras para no llevarse sorpresas. Son muchos los emprendedores que empiezan una página web y la dejan a medias porque el proceso no es todo de rosas.

Requiere tiempo y dedicación

La inversión que no haces en capital, la tienes que hacer en tiempo. Si trabajas y esto lo quieres hacer como un proyecto paralelo, puede que no dispongas de tiempo o ganas de ponerte a escribir contenido para la web, aprender cómo montar una web, investigar qué palabras clave utilizar, etc.

Incertidumbre

El tiempo que inviertes en crear la página web, por mucho que investigues y aprenderás y planifiques todo lo que puedas, puede que la web no atraiga tráfico y no llegue a generar ingresos. Por ejemplo, un blog de nueva creación, si se han elegido buenas palabras claves, el contenido es de calidad y un nicho que interesan al usuario, puede que tarde en posicionarse hasta 6 meses en los buscadores. Si después de esos 6 meses no se posiciona, es difícil que consiga monetizar sin tráfico. Por tanto, crear una web que genere ingresos es más un proyecto a largo plazo y puede que funcione o no. 

La incertidumbre que conlleva la creación de webs puede mermar tu motivación y no poner las horas de dedicación que se necesita para poner en marcha el proyecto. 


Por otro lado, ¿cuáles son las ventajas de comprar una web?

La opción de empezar un blog desde cero tiene sus ventajas que las hace atractivas, no obstante, si dispones de capital y no de mucho tiempo, puede que comprar una web que funcione sea la mejor elección.

Ahorras tiempo

Al final el tiempo es dinero, por lo que si dispones de dinero para invertir en un proyecto online, en lugar de empezar de cero, escogiendo el nicho, modelo de negocio o dedicar el tiempo validando una idea, puedes empezar con una página que funcione y ahorrarte el gran esfuerzo en tiempo que supone crearla desde cero.

 

Si eres nuevo en el mundo de los negocios online, hay páginas que necesitan menos conocimientos que otras y que apenas tienen dificultad de mantener, lo que te permitirá llevar bien el negocio y poder aprender al mismo tiempo que vas generando ingresos.

Más oportunidad para expandir el negocio

Cuando adquieres un negocio online que ya genera ingresos y tiene un buen historial, es más fácil mejorar el negocio porque sabes qué formas de monetización funcionan bien, suelen tener un tráfico cualificado, por lo que las acciones que lleves a cabo para mejorar la web tienen mayor impacto y puedes testear más rápido lo que funciona y lo que no. Suele ser más fácil y suponer menos trabajo pasar de 1000€ al mes a 2000€ que generar los primeros 100€ desde cero.

Además, si el negocio tiene un flujo de caja positivo, podrás contar con más liquidez para reinvertir en el negocio y expandirlo aún más.

Mayor rentabilidad

Muchas de las páginas webs que generan ingresos lo hacen de forma casi pasiva, dependiendo del modelo de negocio, como puede ser el marketing de afiliados o publicidad. Invertir en una web que ya genera ingresos puede darte una rentabilidad del % , muchísimo más que si pones tus dineros en un fondo que te da 0.5% anuales y otro tipo de inversión tradicional.

¿Y los inconvenientes de comprar una web?

Requiere capital inicial

El precio de venta una web va a depender de los ingresos netos que genere, el tiempo que se requiera para mantener la web y otros factores que determinarán el valor de la web. Normalmente el ingreso neto se multiplicará por un múltiplo que se decide según el tipo de web, monetización y otros factores, esto múltiplo puede ser entre 10 o 25x. El múltiplo representará el número de meses que tardarías en recuperar la inversión que has hecho al adquirir la web si todo se mantiene de manera constante.

Para que se entienda mejor, una web que genera un ingreso de 1000€ puede costar entre 10.000€ o 25.000€. Si no se dispone de tanto capital, también se puede empezar con páginas webs que generan menos ingresos y sean más asequibles. 

Conlleva riesgos

Al comprar una página web, como cuando uno hace el traspaso de un negocio tradicional, conlleva ciertos riesgos, como por ejemplo, que el negocio no funcione como lo ha hecho hasta entonces o que los datos que el vendedor te ofrece no sean verídicos.

Hay ciertas cosas que puedes hacer para mitigar el riesgo y tener más control sobre la situación. Por ejemplo, antes de comprar una web, tienes que llevar a cabo una diligencia apropiada (due diligence) para asegurarte que los datos que te ofrece el vendedor son verídicos, que no haya utilizado tácticas que pueda poner en riesgo el sitio, utilizar un tercero para hacer el pago para asegurarte de que la migración del sitio se haga correctamente.

Es cierto que por la red puedes encontrar todo tipo de vendedores y no todos actúen de buena fe, por esta razón, sobre todo si es la primera vez que vas a comprar una web utilices plataformas como Moaflip, donde te acompañamos en todas las partes del proceso de principio a fin, nos aseguramos que solo sitios de calidad aparezcan en nuestro marketplace y actuamos de intermediarios entre el vendedor y el comprador para que las transacciones se hagan de manera segura, fácil y transparente para todos.

Conclusión

Crear una web desde cero puede ser una buena idea si dispones de tiempo, motivación y no tienes mucho dinero para invertir en tu proyecto. El tiempo que invertirás en la web no traerá siempre los resultados que esperas, pero podrás aprender mucho y lo único que arriesgas es el tiempo invertido en un proyecto que no funciona. 

En cambio, si dispones de capital comprar una web que funciona puede ser la mejor idea porque al fin y al cabo estás ahorrando tiempo y validando una idea que si lo hicieras por ti mismo tardarías más. Además, con una web que ya está generando ingresos, el tiempo que dediques en trabajar en ella te dará más rentabilidad que una web nueva.